Menú

El Castillo de la Luz

El Castillo de la Luz es la fortaleza defensiva más antigua de Canarias, erigida hacia finales del siglo XV, y, desde inicios del XVIII, adquirió un carácter simbólico, hasta que, a mediados del siglo pasado, el edificio fue declarado Bien de Interés Cultural. Ha sido remodelado como espacio artístico por el estudio de arquitectos Nieto-Sobejano, e inaugurado en enero de 2014, por los entonces príncipes don Felipe y doña Letizia.

“Mi deseo es que mi obra pueda ser observada con naturalidad, como si siempre hubiese estado allí”

Martín Chirino

1478 Su primer torreón se construye en este año por Juan Rejón, al mando de las tropas castellanas, al mismo tiempo de su asentamiento en el Real de Las Palmas.

1494 El Gobernador Alonso Fajardo construye en el mismo emplazamiento la Fortaleza de las Isletas, por orden de la reina Isabel. La edificación, de factura medieval, presenta una estructura cuadrangular de tres plantas, que se irá ampliando y fortaleciendo por espacio de medio siglo, mientras constituye la única Fortaleza defensiva de la Isla.

1515 Comienza la ampliación de la cerca y otras dependencias del castillo para proteger la torre.

1541 La Corona solicita un informe al gobernador Agustín de Zurbarán sobre la conveniencia de hacer una fortaleza en el Real de Las Palmas, más próxima al centro urbano. En su respuesta, éste da cuenta de las insuficiencias del castillo como baluarte defensivo y propone amurallar todo el litoral de la ciudad y/o construir un nuevo baluarte en la rada de San Telmo. La primera propuesta no llaga a consumarse; la segunda, en cambio, será la base para la futura construcción del baluarte de Santa Ana, más próximo a la villa.

1544 El francés Jean Alfonse de Santoinge se apodera por sorpresa, aunque por breve tiempo, de la fortaleza, demostrando con ello su extremada vulnerabilidad para defender, incluso, los navíos comerciales rumbo a América.

1547-1549 Tras sucesivas alarmas, el príncipe Felipe ordena al gobernador de Gran Canaria, Juan de Miranda, que establezca un plan para para asegurar la fortaleza. Se refuerzan algunas dependencias, como los espacios de residencia del alcaide y de la guarnición de vigilancia. Se construye una barrera de artillería de 23 metros de lado por 5 de alto y un grosor de 175 centímetros y se lleva a cabo una amplia remodelación.

1553 El torreón vuelve a ser atacado en dos ocasiones por tropas francesas, aunque, en ambos casos, se consigue repeler el ataque.

1554 El capitán general Pedro Cerón manda construir la parte inferior de los dos cubos artilleros y terraplenes alrededor de la torre para propiciar una mejor movilidad de la artillería.

1563 El gobernador Diego de Ávila recibe el apoyo Real para reforzar y reconstruir la Fortaleza. Se completa, en los próximos lustros, la construcción definitiva, con una nueva estructura cuadrada y maciza, y se completan los dos cubos artilleros cilíndricos en las esquinas noreste y suroeste del edificio. La nueva muralla, de 12 metros de altura, se construye por fuera de la vieja barra artillera y se rellena el interior.

1571 – 1572 Llegan a la Isla los primeros ingenieros militares (Agustín Amadeo y, posteriormente, Juan Alonso Rubián) enviados por la Corona, para culminar la Fortaleza de las Isletas.

1587 Llega el ingeniero Leonardo Torriani con el encargo Real de redactar un informe de la defensa de las costas insulares. En su escrito, al año siguiente, refleja las deficiencias de la Fortaleza como baluarte defensivo, y propone la interesante idea de fortificar el pasillo entre los dos mares del istmo de Las Isletas, un remedio nunca llevado a efecto.

1595 Por una real cédula, se ordena la construcción del aljibe para reforzar la defensa del castillo. Siendo gobernador Alonso Alvarado, una escuadra inglesa, al mando de los legendarios almirantes Drake y Hawkins, intentan tomar la fortaleza. El pueblo isleño participa activamente en la batalla que obliga a la retirada de los ingleses, una hazaña que sigue rememorando tradicionalmente como La Naval. A partir de esta fecha, en homenaje a la benefactora Virgen de la Luz, la Fortaleza pasa a denominarse Castillo de la Luz.

1599 El holandés Pieter Van der Does ataca con severidad el Castillo, incendiándolo en la retirada y causando la extinción de todos los elementos de madera. A partir de esa puerta de entrada, por espacio de diez días, a finales de junio, domina la ciudad y alcanza el centro de la Isla. El canónigo de la catedral y fundador de la poesía canaria, Bartolomé Cairasco de Figueroa logra negociar su retirada, no sin tener que conceder a Van der Does un importante botín.

1601 El nuevo ingeniero militar, Próspero Casola, a las órdenes del nuevo gobernador de la Isla, Jerónimo Valderrama y Tovar, inician las reparaciones.

1742-1780 El ingeniero Antonio Riviere realiza algunas obras para proteger la puerta del castillo. El baluarte deja de ser operativo en sus tareas defensivas y se convierte en un emblema de valor iconográfico en la bahía de las Isletas.

1941 Se declara el castillo Monumento Histórico Artístico dentro del Patrimonio Histórico Español.

1969 Se reconstruye la fortaleza incorporando nuevos elementos en su interior y eliminando otros, y tras ser declarado Bien de Interés Cultural, pasa a utilizarse como centro de actividades culturales y artísticas.

1998 – 2001 Los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano ganan el proyecto de restauración del edificio como espacio museístico y comienzan las obras con el vaciado del material de relleno del edificio. Se descubre parte de construcción primitiva, oculta durante cinco siglos. Junto a algunos muros sepultados, aparecen elementos de interés arqueológico, como fragmentos de cerámica y de osamentas de animales que sirvieron de alimentación para los pobladores del Castillo. Por esa razón, tras la paralización de las obras, el servicio de patrimonio histórico del Cabildo comienza una intervención arqueológica, en paralelo a la reanudación de la obra de rehabilitación.

2014 Se concluye el nuevo espacio museístico, inaugurado, en el mes de enero, por el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, en una ceremonia presidida por los Príncipes don Felipe y doña Letizia.

2015 Se reconoce a los arquitectos Nieto y Sobejano con la medalla Alvar Aalto de arquitectura. Nominación del proyecto de rehabilitación del castillo al premio Mies Van der Rohe.

2015 El 28 de marzo se inaugura la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino.

Para más información sobre el castillo puede visitar su página web. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies